¿Por qué esta guìa?

imprimir esta página

Los colaboradores sociales en el sector de la Restauración Colectiva, FERCO (Federación Europea de Restauración Colectiva) y EFFAT (Federación Europea de Sindicatos de Alimentos, Agricultura y Turismo) observan que un creciente número de entidades concedentes, tanto empresas privadas como entidades públicas, están subcontratando los servicios de restauración colectiva que ellos ofrecen a sus usuarios, a empresas especializadas en dichos servicios.

Para seleccionar al proveedor del servicio, las entidades concedentes recurren a procedimientos de licitación a nivel local, regional, nacional e incluso europeo, dependiendo del tamaño del contrato. En el momento presente, la mayoría de los contratos de restauración colectiva se adjudican a las empresas que presentan la oferta más baja. Plenamente conscientes de las limitaciones presupuestarias a las que se enfrentan los operadores públicos y privados, EFFAT y FERCO consideran, sin embargo, que esta política de adjudicación de contratos al licitador más barato no va en beneficio de ninguna de las partes implicadas.

De hecho, seleccionar a los proveedores del servicio sobre la base del criterio único del precio, provoca efectos perjudiciales en todos los niveles. Esto genera un incremento en la competitividad entre las empresas de restauración colectiva y las induce a racionalizar sus costes lo máximo posible. Esta racionalización de los costes resulta a veces en detrimento de la calidad de las comidas y de los servicios suministrados, lo que puede conllevar riesgos para la seguridad alimentaria. Asimismo, esto puede provocar considerables efectos adversos en relación a los empleos y las condiciones de trabajo de los trabajadores del sector, e incluso en relación a la viabilidad de las empresas de restauración colectiva.

Esta política del precio más bajo puede, igualmente, tener un impacto negativo en la imagen de la entidad concedente, que puede parecer estar preocupada únicamente por el precio y no por la calidad de las comidas.

FERCO y EFFAT consideran que la prioridad dada al criterio del precio a la hora de adjudicar contratos a Empresas de Restauración Colectiva se debe, asimismo, a los problemas con que se encuentran las entidades concedentes para expresar sus necesidades en términos cualitativos cuando redactan los pliegos para licitar y en la ausencia de instrumentos para evaluar, apreciar y comparar ofertas, teniendo presente no sólo el precio sino también la calidad.

Por todo lo anterior, EFFAT y FERCO, en interés de las entidades concedentes y de sus usuarios, y asimismo de las empresas del sector de la restauración colectiva, han tomado la iniciativa de redactar juntos una “guía para la oferta económicamente más ventajosa”.

A FERCO y EFFAT, les gustaría hacer los mas accesible posible, todos los instrumentos necesarios para la adjudicación de contratos en base a una adecuada proporción entre los criterios calidad-precio, y por lo tanto, promover en Europa, el principio de la “oferta económicamente mas ventajosa”, la cual, debería ser tenida en cuenta, autorizada y respaldada por la legislación Europea y la Jurisprudencia de los Tribunales de Justicia Europeos.

Los “Usuarios Europeos” han cambiado considerablemente. Se han vuelto más exigentes y sus expectativas son más complejas. Por ejemplo:
  • demanda global de calidad;
  • la expectativa de una amplia elección de comida que sea regularmente variada;
  • la necesidad de comodidad y de un entorno atractivo (acústica, decoración, mobiliario, etc.);
  • la búsqueda para encontrar métodos atractivos y variados de distribución;
  • atención a los aspectos nutricionales;
  • elevadas expectativas en términos de higiene y seguridad de los alimentos;
  • una demanda de información referente a las comidas servidas.

Al mismo tiempo, las leyes (de higiene y seguridad alimentaria, de medio ambiente, condiciones de trabajo y formación, seguridad de los usuarios, etc.) se están haciendo cada vez mas restrictivas y asumen mas responsabilidades, en términos tanto de las empresas de restauración colectiva como de las entidades adjudicatarias.

De cara a este nuevo entorno y deseosas de racionalizar los costes y centrarse en su actividad principal, un creciente número de organizaciones, tanto públicas como privadas, están subcontratando sus servicios de restauración a empresas especializadas. Estas organizaciones se enfrentan a los desafíos de dirigir un proceso de licitación de concursos. Deben elegir la mejor solución que tenga en cuenta sus necesidades y sus limitaciones, en particular limitaciones financieras, a la vez que cumplen con las prácticas profesionales y las muchas previsiones reguladoras inherentes a la restauración colectiva.

Optar por la oferta económicamente más ventajosa permite alcanzar todos estos retos y hace posible gestionar el proceso de subcontratación de la forma más eficaz posible.

Desde el punto de vista de FERCO y EFFAT, la introducción general del principio de elección por parte tanto de entidades públicas como privadas, de la oferta económicamente más ventajosa, aportará un verdadero valor añadido que no podrá sino tener efectos positivos para todas las partes implicadas.

Esta propuesta conducirá a:

  • una mayor trasparencia en el proceso de adjudicación de contratos;
  • un mejor análisis de las necesidades de las entidades concedentes;
  • una respuesta que esté más en línea con las expectativas de las entidades concedentes y de sus usuarios;
  • niveles más altos de calidad, higiene y seguridad alimentaria;
  • garantías en términos de empleo, condiciones laborales y de formación para las personas que trabajan en el sector de la restauración colectiva.

El contenido de la guia

Con el apoyo financiero de la UE
Grant Agreement
VS/2004/0655 SI2.39852